Nina Simone – Wild Is The Wind (1966)

Nina Simone

Siempre que tengo ganas de morir me voy a un bar y pido un whisky. De fondo suena Nina Simone, siempre. El lugar es oscuro, poco movimiento, nadie nota que tengo un cuchillo en mi mano. Nadie nota nunca nada, excepto cosas estúpidas. Entonces, cuando estoy a punto de clavar el acero en mi corazón, justo en ese instante muere Nina, primero.

Como siempre, su desgarro en el escenario convierte mis sentimientos en algo pequeño, nimio.

Nadie nota nunca nada, excepto cosas estúpidas. Entonces salgo del lugar y camino hacia mi departamento, algo avergonzado y con tareas pendientes.

 

Escuche 

Por @RedemptionMusic | 1960-1969, Jazz, Oldies | Deja un comentario

Gustavo Cerati – Fuerza Natural (2009)

Fuerza-Natural-cover

Éramos los únicos pasajeros del tren y no por coincidencia. Me miraba con un dejo de inseguridad, pero el brillo estrellado de sus ojos algo quería decirme. A pesar del miedo, se acercó con cautela y me tomó de la mano. Apenas su piel tomó contacto con la mía, una explosión de energía lanzó nuestro carro al infinito. El universo nos abrió una nueva oportunidad.

Pasó lo bueno, pasó lo malo. Sueños, pesadillas, aciertos, errores, encuentros, desencuentros, re-encuentros. Hoy no nos atrevemos a decirlo, nos resistimos a terminarlo, pero tampoco nos decidimos a continuarlo. Seguimos tomados de la mano, tratando de no mirar atrás y con miedo de mirar hacia delante.

Refugiados en la ilusión de que entre tantos ires y venires, existe algo más sólido de lo que alguna vez creímos, porque el dejavú lo vivimos desde aquel día en el estudio de la radio, en ese paseo en micro, en el primer beso que le robé, en las eternas caminatas, en las historias que queremos seguir escribiendo.

Tal vez es mejor esta complicidad de saber que estamos juntos a pesar de estar separados, porque, sin rodeos, esto es amor, puro, bueno, sano, intenso, aunque a veces lo reniegue o intente arrancar, aunque cueste reconocerlo por culpa del orgullo. Hay algo más fuerte ahí afuera, una fuerza natural que puede más, incluso que nuestro propio raciocinio. Mucho más allá del sol, el vagón se detendrá. Esta vez no me quiero bajar,quiero seguir corriendo al infinito, hasta convertirnos en polvo cósmico, juntos. ¿Será que ahora no me sentiré polizón en este tren?

Escuche 

Por @Dalenando | Sin categoría | Deja un comentario

Quilapayún – Basta (1969)

Basta-cover

Un día Andrés notó que algo andaba mal. Que trabajaban mucho  y que no le alcanzaba para vivir. José supo también que las noticias de la tele daban información incompleta y que su plasma era demasiado grande, mientras, los niños del 3404 le contaron a sus padres que hace cuatro años no salían de vacaciones. Afuera, unos trabajadores calcularon que pagaban en pasaje  la cuarta parte de lo que ganaban.

Mientras, don Pato  leía atónito que el diputado por el que votó presentó un proyecto para subirse la dieta y rechazó aumentar el sueldo mínimo. En ese mismo instante, la señora Teresa se dio cuenta que no tenía porqué aguantar que la patrona le gritara y no la dejara irse a la hora. Luisa, en la pieza de al lado decidió que no iba a ponerse tetas y que quería ser bailarina y no arquitecto como su papá.

Al otro lado de la ciudad, Julio abrazó al limpiador de su plaza y le dio las gracias por tener tan lindo el lugar donde vivía. En una escuela de por ahí cerca,  los profesores decidieron que iban a reducir las horas de matemática para aumentar las clases de arte ante las protestas  del director.

La gente de todos lados salió a la calle. Don Pedro del almacén cerró por primera vez en 25 años y se unió  a la gente que  ya marchaba. Los micreros detuvieron los buses y caminaron con la gente, los encapuchados se sacaron las capuchas porque ya no estaban solos, los carabineros se dieron cuenta que eran parte del pueblo y desobedecieron las ordenes de sus superiores. Nadie pagó el metro ese día.

Escuche 

Por @_LaMaga | Folclor | Deja un comentario

MC5 – Kick out the jams (1969)

 

quicautdeyams

Ya nada es lo mismo. Y no en un sentido nostálgico, sino absolutamente literal.
Tres metros más allá, o más acá, quien sabe.

Varios grados fuera de la realidad.

Cuando te mueven el piso… nada nunca vuelve a ser lo mismo.

 

Escuche 

 

Por @LauraLadyPenny | 1960-1969, Rock, Rock Psicodélico, Sin categoría | Deja un comentario

Radiohead – Kid A (2000)

He perdido la razón de este viaje. Aturdido y confuso, tomo el camino de vuelta tratando de encontrarte extraviada y arrepentida. No hay señuelos ni huellas, sólo una foto gastada en mi bolsillo y fósforos para quemarla.

Han implorado mis pies por un descanso al que me niego, el viento se lleva todos mis gritos y la esperanza hace eco en el vacío. He tratado de correr tantas veces desafiando al sufrimiento y el olvido, que ha sido imposible llevar la cuenta.

Nada se consigue preguntando al cielo; es una apuesta perdida, porque en esa inmensidad no hay respuestas. En la soledad tampoco hay dioses ni fraternidad, sólo engañosos finales y miserables compasiones. Frecuencia del mal humor, desgaste de ilusiones y la constante e indestructible construcción de una hecatombe incalculable que parece sacada de la profecía más infame de todos los tiempos.

Por @diablogris | Experimental | Deja un comentario

Metallica – …And Justice For All (1988)

Apenas desperté traté de recordar, vino un dolor de cabeza, uno agudo y punzante entre la nariz y la frente. Mierda, voy a tener que buscar una aspirina— dije mientras me preparaba un té para pasar la resaca. Recordé cómo bombardeamos al tipo con nuestros puños, haberlo masacrado sin ninguna piedad hasta que nos lo quitaron de las manos, cómo su sangre manchó mi polera y los pantalones de mi amante, cómo mis manos aún estaban pegajosas de su muerte.

¿Cómo empezó? un hielo y mucho coraje, mi memoria infalible y ya estaba hecho, habíamos al fin matado a alguien y no nos detendríamos más. Tenía resaca y eso era lo importante, fui al baño y desahogué el ultimo rastro de humanidad que me quedaba, me terminé de tomar el té para “afirmar” la guata, mientras pensaba que el tipo se lo merecía: él empezó, a esta altura de la vida no va a cambiar a menos que alguien se lo haga entender, no teníamos precisamente mucha paciencia para conversar, ni para nada.

Dormí un rato, cuando me sentí mejor me miré al espejo y me espanté al ver una venda en mi cabeza, no era solo resaca lo que tenía, y el tipo no era el único que había derramado sangre. Mi amante no contesta el teléfono. Nunca más lo contestó. Yo había perdido mi conciencia, a mi amante y un resto de sangre, ése fue el precio de su vida.

Por Isabel Rodríguez | Rock | Deja un comentario

Agua de Annique – Air (2007)

Se levantó desnuda en medio de la noche en dirección a la cocina en busca de un sorbo de agua, mientras el disco seguía sonando. Habían pasado cuatro horas desde que había perdido la cabeza por completo, guiada por el más crudo de sus instintos.

Mientras la canción sonaba por enésima vez, no podía dejar de recordar esos ojos, ese perfume y sobre todo, esa voz tan masculina que le habían convencido de llegar hasta el sillón y luego a la cama.

Ese tipo, que tantas veces había rechazado por terror a enamorarse, estaba ahí ahora. Bebió cuantos sorbos de agua pudo, hasta recuperar la lucidez. El hombre dormía un poco doblado, con claros vestigios de abuso en su cuerpo, despertarlo parecía imposible. El pavor se apoderaba de ella, sólo por pensar en volver a la cama.

Intentó idear un plan para recuperar su ropa de la oscura habitación, impregnada de horas de sexo. El disco se detuvo y el silencio desató la desesperación que la impulsó a correr desnuda por la calle, olvidando el pudor y sintiendo la libertad con el frío exquisito de una madrugada de enero que nunca podrá olvidar.

Por @diablogris | Rock Alternativo | Deja un comentario

Squirrel Nut Zippers – Hot (1996)

Cerró los ojos tras el golpe, esperando la luz blanca que lo llevaría al cielo, cuando se abrieron bajo él las puertas de los diez círculos del infierno.

Mientras descendía aterrado, vio en el primer círculo a los paganos mirándolo indiferentes. Los amantes del segundo le tendieron la mano inútilmente antes de llegar al tercero donde se afirmó de una roca.

Los aterradores ladridos de Cerbero lo hicieron resbalar al cuarto. El sacerdote encorvado lo empujó al agua del quinto, en la que yacen los perezosos.

Saltó al sexto, donde el fuego quema eternamente las carnes de los herejes.

Huyendo despavorido se arrojó al séptimo. Una flecha de los centauros le hirió el hombro, haciéndolo descender al octavo, donde los tormentos se sufren en brea hirviente.

Resbaló al noveno. La mano de un hombre en el hielo le ofreció la última cruel esperanza. Se aferró a ella, mirando al piadoso que lo soltó sonriendo. Cayó y cayó en un descenso eterno, entregado a los tormentos que le deparaba el último círculo.

El pozo se fue haciendo cada vez más estrecho. Al fondo, una luz. Sin aire y sin espacio intentó abrirse camino. La luz creció. De pronto hubo ruido, con pavor se vio cubierto de sangre, unas manos lo ayudaron a salir. A lo lejos una voz gritó con emoción: “¡es una niña!”.

Por @_LaMaga | Swing | Deja un comentario

Las Pastillas del Abuelo – Versiones (2010)

El viejo me sirvió el mismo vino de siempre, pastoso, mucre, sin embargo me gusta estar aquí en el barucho mala muerte del viejo. No pensé que un cigarro demorara tanto en consumirse, desde que lo dejé en el cenicero es como si el tiempo se hubiese congelado.

He pensando mucho en lo que fue de nuestra vida juntos, lo mucho que ganamos y cómo lo perdimos, pero no me arrepiento, ¡qué va! si nunca me sentí más divino, más soñador.

Yo te recuerdo bien. Tú andabas de oportunista por la vida, luciendo tu escote y unas piernas de porcelana, ofreciendo tus negocios importantes a aquel que pudiera costearlos, a aquel que los necesitara por no tener nada mejor a la mano y entonces yo te dije “flaca, vendeme tus palabras, a ver, decime tus mentiras” y te reíste y entonces comprendí que estaba perdido.

Tiempo después te dije “vete flaca, yo puedo estar sin vos, ya perdí lo que tenía que perder y no tengo más ganas que ofrecerte”. La vida por esos días me importaba muy poco, yo quería irme, huir bien lejos. Lejos de ti. Apretaste los labios, me miraste con esos ojos fieros tan negros que tenés y marchaste.

Tú seguirás de oportunista por ahí, yo sigo bebiendo el vino mucre que me sirve el viejo. El cigarro no se ha consumido, qué lento pasa el puto tiempo.

Por Vale Altamirano | Rock | 1 comentario

Foo Fighters – The Colour And The Shape (1997)

Son las 10:30 AM.

Miras la taza de café.

Ves el humo salir. Los segundos se derriten en el reloj de la cocina.

Se te ocurre una idea.

Te paras bruscamente de la mesa, sales corriendo a la calle, le subes el vestido a una vieja cargada de bolsas, chuteas un perrito como si fuera una pelota de fútbol, sigues corriendo, le quitas el cigarro a un oficinista que se tomaba un break, lo echas al interior de una vitamina naranja que un garzón le servía a una consternada rubia, das la vuelta a la esquina a toda carrera, derribas tres basureros, miras hacia atrás, te vienen persiguiendo cinco personas, gritas, divisas a un guardia, le quitas el quepis y te lo pones en la cabeza, sigues corriendo y gritando, le pegas una patada al sombrero de un músico callejero y sus monedas vuelan por los aires, ahora los perseguidores son ocho, una luz roja se presenta inesperadamente en el camino, decides saltar sobre el capó de un auto, fallas el cálculo, los vidrios se quiebran, tu cabeza aterriza con el parabrisas, el quepis vuela por los aires y…

… lo siguiente que sabes es que estás en el hospital, enyesado hasta el cogote, y un rostro familiar te está mirando.

Es ella.

Entonces sabes que tu idea dio resultado.

Por @shesho | Rock Alternativo | Deja un comentario